*  ·· ESCRITOS/ Writings · Apuntes de cine · MOUCHETTE

 
Apuntes de cine

MOUCHETTE (1967)
Robert Bresson

LA VIDA (DE MOUCHETTE) ESTÁ EN OTRA PARTE

Mouchette (Mosquita) no se conforma con su vida sórdida en un apartado pueblo francés. Sus 14 años no dan para planear a fondo un futuro liberador: sólo para enfurruñarse, sentir una íntima y sorda rebelión, más allá del choque adolescente con sus mayores y con el mundo circundante.
Son sus mayores una madre enferma grave, un padre alcohólico y violento; su mundo, una vivienda mísera en un pueblo habitado por contrabandistas de licor, tramperos, tenderos, una pequeña sociedad conocida fragmentariamente en sus miradas reprobatorias.
Lo cinegético (cepos, trampas, capturas) proporciona metáforas de resonancia al tema central, frecuente en Bresson: formas de cautiverio y formas de liberación.
Un cazador furtivo atrapa perdices en sus lazos ilegales. El guarda, al acecho, suelta a las que puede. Los tiradores de escopeta descargan disparos contra conejos y liebres, sin escapatoria ante la lluvia de plomo.
En ese clima cinegético de apresamiento, herida, cautividad y muerte despunta la incipiente vida de Mouchette. Ama a su madre, quien se consume inerme. Recibe bofetadas del brutal padre, humillación de la maestra, aislamiento y burla de las condiscípulas, acoso vejatorio de los chavales. Pero ella no se amilana. En su fuero interno se erige la conciencia de un enfrentamiento global: los detesta a todos. Aun entre desgracias alimenta su rencor con plena deliberación. Tal sentimiento supone un refugio para la instintiva necesidad de independencia.
Como si viviese atrapada en un cepo, cada movimiento expansivo le es cercenado por cualquiera de las nefastas fuerzas que la rodean, dispuestas al bofetón, al abuso, la explotación y el maltrato en cualquiera de sus formas.
Sin aliados y sin espacio vital, no obstante la singulariza una áspera insumisión, más enérgica que la presión domesticadora del mundo.

La estética cinematográfica del autor no presenta variaciones, pero hay en esta cinta una particular dureza, sorprendente en Bresson, poco dado a cargar emocionalmente a sus personajes. La soledad anímica de la adolescente es abrumadora. Y si en algún momento vive algo parecido al contacto, es aún más abrumador.
Al adaptar la novela de Bernanos, Bresson extiende sobre la existencia terrena un frío pesimismo. Salvo el problemático entendimiento de la muerte como una liberación, no cabe otra esperanza; ésta no encuentra resquicio entre las junturas de su relato.

En entrevista con Godard y Delahaye en mayo de 1966, a preguntas sobre sus proyectos inmediatos Bresson contesta: “Querría también, como ejercicio, como un ensayo, hacer ‘La nouvelle histoire de Mouchette’. Una historia muy dura, por supuesto”.

Al fondo de un plano, un Renault 8: ese pueblo de la Francia profunda, del abismo humano, no está en el tiempo de Dumas, tampoco el de Zola o Maupassant. En realidad, tampoco en el de los Beatles o Sait Tropez, al que corresponde el automóvil. Es el tiempo del mundo inviable.

(Notas sueltas en el spoiler)

spoiler:

  • Ley de la caza, dura para la presa
    -El sonido de los zuecos, como un estigma
    -Pellas de barro, vengativa puntería
    -Hombres agotados y borrachos, duermen vestidos
    -Coches de choque: mano misteriosa regala ficha, salvoconducto
    -Coches de choque: embestir es tirar los tejos, reir
    -Ella falla una nota, la profesora la acogota contra el teclado
    -Ella limpia la espuma del epiléptico, canta y no falla
    -Durante lo peor ella le abraza, ambiguamente
    -El padre le da violento empellón contra la pila de agua bendita
    -Aguardiente, arroyo, lago, lluvia, lágrimas
    -Embarra que te embarra la alfombra persa, a conciencia
    -Campanadas, vasos contra el mostrador, tragos por el gaznate, crepitar del fuego
    -En la muerte Magnificat, Monteverdi

Lupo